miércoles, 29 de octubre de 2014

conociendo el cuerpo humano, la boca

continuando con el cuerpo, la boca

proverbios 18.20-22, el poder de la vida o muerte están en las palabras que le decimos a nuestro prójimo; pero si estas palabras son maldiciones dice que los demonios de todo aquello malo que decimos se meterán al vientre de quien maldiga, asi mismo si se dicen bendiciones estas también se ocuparan de dar luz a ese vientre. No es extraño que los demonios se mani...fiesten cuando un ungido toca el vientre de alguna persona inconversa y que la vida que llevan sea evidente de que continuamente maldicen, entendiendo esto como hablar mal algo o en negatividad.

la invitación del Señor es mejor callarse si no es para bendecir porque nos afecta mas a nosotros que a los demás, además de que afectamos al cuerpo de Cristo con nuestro ejemplo, estos consejos son guerra espiritual para el que quiera tomarlos, bendecir y alabar al Señor es la mejor arma contra satanas

si has comprendido como yo, ora al Señor; Dios grande y poderoso y temible, te ruego perdones mis ofensas hacia ti y a los demás, me arrepiento de toda mala palabra dicha contra mi prójimo al cual debo amar, porque asi lo mandas, en nombre de Jesús te pido que me laves y me libertes de toda inmundicia que entro en mi vientre a causa de mi ignorancia; amen